LECTURA DIARIA DE LA BIBLIA

31 May 2024

Hechos 14:1–20(DHH)

La Palabra de Dios que guía: renovación espiritual

31 de mayo

Introducción

Hechos 14:1–20: Pablo y Bernabé continúan su primer viaje misionero por Asia Menor, viajando a Iconio y Listra. Aquellos que se oponen a sus enseñanzas crean problemas. Pablo es apedreado y arrastrado fuera de la ciudad, pero cuando los creyentes se reúnen a su alrededor, se levanta y continúa hacia Derbe con Bernabé.  

Versículo bíblico para hoy: Hechos 14:15b

[Bernabé y Pablo gritaron:] Hemos venido para anunciarles la buena noticia, para que dejen ya estas cosas que no sirven para nada, y que se vuelvan al Dios viviente, que hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos.

Lectura

14 En Iconio, Pablo y Bernabé entraron juntos en la sinagoga de los judíos, y hablaron de tal modo que muchos creyeron, tanto judíos como no judíos. Pero los judíos que no creían suscitaron la mala voluntad de los no judíos contra los hermanos. Sin embargo, los apóstoles se quedaron allí mucho tiempo, y confiados en el Señor hablaron con toda franqueza; y el Señor confirmaba lo que ellos decían del amor de Dios, dándoles poder para hacer señales y milagros. Pero la gente de la ciudad estaba dividida, unos a favor de los judíos y otros a favor de los apóstoles. Entonces, tanto los judíos como los no judíos se pusieron de acuerdo con las autoridades para maltratarlos y apedrearlos. Pero Pablo y Bernabé, al saberlo, se escaparon a Listra y Derbe, pueblos de Licaonia, y a la región de alrededor, donde también anunciaron la buena noticia.

En Listra había un hombre que no podía andar. Nunca había andado, porque era cojo de nacimiento. Este hombre estaba sentado, oyendo lo que Pablo decía, y Pablo se fijó en él y vio que tenía suficiente fe para ser sanado. 10 Entonces le dijo con voz fuerte:

—¡Levántate y ponte derecho sobre tus pies!

El hombre se puso en pie de un salto, y comenzó a andar. 11 Al ver lo que Pablo había hecho, la gente empezó a gritar en la lengua de Licaonia:

—¡Dioses en forma de hombre han bajado a nosotros!

12 Y tomaron a Bernabé por el dios Zeus, y a Pablo por el dios Hermes, porque era el que hablaba. 13 El sacerdote de Zeus, que tenía su templo a la entrada del pueblo, trajo toros y adornos florales; y él y la gente querían ofrecerles un sacrificio. 14 Pero cuando Bernabé y Pablo se dieron cuenta, se rasgaron la ropa y se metieron entre la gente, gritando:

15 —Pero señores, ¿por qué hacen esto? Nosotros somos hombres, como ustedes. Precisamente hemos venido para anunciarles la buena noticia, para que dejen ya estas cosas que no sirven para nada, y que se vuelvan al Dios viviente, que hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. 16 Aunque en otros tiempos Dios permitió que cada cual siguiera su propio camino, 17 nunca dejó de mostrar, por medio del bien que hacía, quién era él; pues él es quien les manda a ustedes la lluvia y las buenas cosechas, y quien les da lo suficiente para que coman y estén contentos.

18 Pero aunque les dijeron todo esto, les fue difícil impedir que la gente les ofreciera el sacrificio.

19 En esto llegaron unos judíos de Antioquía y de Iconio, que hicieron cambiar de parecer a la gente; entonces apedrearon a Pablo y, creyendo que lo habían matado, lo arrastraron fuera del pueblo. 20 Pero cuando los creyentes se juntaron alrededor de Pablo, él se levantó y entró otra vez en el pueblo; y al día siguiente salió con Bernabé para Derbe.

Reflexiona

¿Cómo reaccionaron las personas en Iconio ante las enseñanzas de Pablo y Bernabé? ¿Quiénes aceptaron su mensaje? ¿Quiénes se les opusieron? ¿Qué hicieron las multitudes en Listra? ¿Qué dijeron Bernabé y Pablo a la gente? ¿Qué enseña la lectura para hoy sobre los riesgos involucrados en proclamar las buenas noticias? ¿Enfrentan las personas de hoy en día tales riesgos? Si se te pidiera que contaras todo lo que Dios ha hecho por ti en tu vida, ¿cómo responderías?

Ora

Dios viviente, tú creaste el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. Mi corazón está lleno de la alegría que proviene de servirte. Que las buenas noticias de tu amor y salvación se difundan por todo el mundo. Amén.

Lectura para mañana

Génesis 12:1–9: Dios llama a Abram.

COMPARTA LA LECTURA BÍBLICA DE HOY CON UN AMIGO

Lectura diaria de la Biblia Archivo

SUSCRÍBETE AHORA

Para recibir la Lectura diaria de la Biblia cada día en tu correo electrónico

Quiero recibir cada semana nuevos consejos, materiales y recursos bíblicos.

This field is for validation purposes and should be left unchanged.