LECTURA DIARIA DE LA BIBLIA

5 June 2024

Génesis 18:1–15(DHH)

La Palabra de Dios que guía: promesa

5 de junio

Introducción

Génesis 18:1–15: el Señor se aparece a Abraham, y tres visitantes informan a Abraham que él y Sara tendrán un hijo.

Versículo bíblico para hoy: Génesis 18:14

[El Señor dijo]: “¿Hay acaso algo tan difícil que el Señor no pueda hacerlo? El año próximo volveré a visitarte, y para entonces Sara tendrá un hijo.”

Lectura

18 El Señor se le apareció a Abraham en el bosque de encinas de Mamré, mientras Abraham estaba sentado a la entrada de su tienda de campaña, como a mediodía. Abraham levantó la vista y vio que tres hombres estaban de pie frente a él. Al verlos, se levantó rápidamente a recibirlos, se inclinó hasta tocar el suelo con la frente, y dijo:

—Mi señor, por favor le suplico que no se vaya en seguida. Si a usted le parece bien, voy a pedir un poco de agua para que se laven los pies y luego descansen un rato bajo la sombra del árbol. Ya que han pasado por donde vive este servidor suyo, les voy a traer algo de comer para que repongan sus fuerzas antes de seguir su camino.

—Bueno, está bien —contestaron ellos.

Abraham entró en su tienda de campaña y le dijo a Sara:

—¡Rápido! Toma unos veinte kilos de la mejor harina y haz unos panes.

Luego Abraham corrió a donde estaba el ganado, escogió el mejor de los becerros, y se lo dio a uno de sus sirvientes, quien lo preparó inmediatamente para la comida. Además del becerro, Abraham les ofreció cuajada y leche, y estuvo atento a servirles mientras ellos comían debajo del árbol.

Al terminar de comer, los visitantes le preguntaron a Abraham:

—¿Dónde está tu esposa Sara?

—Allí, en la tienda de campaña —respondió él.

10 Entonces uno de ellos dijo:

—El año próximo volveré a visitarte, y para entonces tu esposa Sara tendrá un hijo.

Mientras tanto, Sara estaba escuchando toda la conversación a espaldas de Abraham, a la entrada de la tienda. 11 Abraham y Sara ya eran muy ancianos, y Sara había dejado de tener sus periodos de menstruación. 12 Por eso Sara no pudo aguantar la risa, y pensó: «¿Cómo voy a tener este gusto, ahora que mi esposo y yo estamos tan viejos?» 13 Pero el Señor le dijo a Abraham:

—¿Por qué se ríe Sara? ¿No cree que puede tener un hijo a pesar de su edad? 14 ¿Hay acaso algo tan difícil que el Señor no pueda hacerlo? El año próximo volveré a visitarte, y para entonces Sara tendrá un hijo.

15 Al escuchar esto, Sara tuvo miedo y quiso negar. Por eso dijo:

—Yo no me estaba riendo.

Pero el Señor le contestó:

—Yo sé que te reíste.

Reflexiona

¿Cómo muestra Abraham hospitalidad a los tres visitantes? ¿Por qué se ríe Sara cuando escucha lo que le dicen a Abraham? Recuerda la lectura de ayer (Génesis 17:17) donde vemos que Abraham también se ríe cuando Dios dice que él y Sara tendrán un hijo. Leemos hoy en el versículo 14: «¿Hay acaso algo tan difícil que el Señor no pueda hacerlo?». ¿Alguna vez has experimentado la intervención de Dios cuando te enfrentabas a una situación que parecía imposible de soportar o superar? ¿Cuál fue el resultado?

Ora

Dios de todas las posibilidades, nada es demasiado difícil o imposible para ti. Fortalece mi fe y, cuando las pruebas lleguen a mi camino, recuérdame poner mi confianza en ti. Oro en tu santo nombre. Amén.

Lectura para mañana

Génesis 21:1–21: nace Isaac de Abraham y Sara.

COMPARTA LA LECTURA BÍBLICA DE HOY CON UN AMIGO

Lectura diaria de la Biblia Archivo

SUSCRÍBETE AHORA

Para recibir la Lectura diaria de la Biblia cada día en tu correo electrónico

Quiero recibir cada semana nuevos consejos, materiales y recursos bíblicos.

This field is for validation purposes and should be left unchanged.