Lectura diaria de la Biblia

14 de febrero de 2020

Salmos 108 (DHH)

La Palabra de amor de Dios que da vida

Introducción

Salmos 108: En la lectura de hoy, el escritor ora por ayuda, mientras que, al mismo tiempo, expresa su confianza en Dios. Los versículos 7–9 hacen referencia a la tierra de Israel y sus vecinos. Siquem estaba en el territorio de Manasés, al oeste del río Jordán. Sucot y Galaad estaban en el territorio de Manasés, al este del Jordán. La tribu de Efraín se estableció en el centro de Canaán, y su nombre a veces representaba todo el reino del norte. Judá era el nombre para todo el reino del sur. El pueblo de Moab eran descendientes de Lot, el sobrino de Abraham (véase Génesis 19:30–38), y Moab e Israel habían sido enemigos en el pasado (2 Samuel 8:2). El pueblo de Edom eran descendientes de Esaú, uno de los nietos de Abraham (véanse Génesis 25:30; 36:9), y ellos, también, habían sido enemigos de Israel (2 Samuel 8:13–14).

La Biblia para hoy: Salmos 108:5

¡Dios mío, tú estás por encima del cielo; tu gloria llena toda la tierra!

Lectura para hoy

SALMO 108 (107)

Mi corazón está dispuestoSalmo 108.0 Este salmo está compuesto con fragmentos de otros dos salmos: los vv. 2-6 reproducen casi textualmente Sal 57.8-12; los vv. 7-14 corresponden a Sal 60.7-14.

(Sal 57.8-12; 60.7-14)

1Cántico y salmo de David.

2Mi corazón está dispuesto, Dios mío,

¡dispuesto a cantarte himnos!

Despierta, alma mía;

3despierten, arpa y salterio;

¡despertaré al nuevo día!

4Te alabaré con himnos, Señor,

en medio de pueblos y naciones.

5Pues tu amor es más grande que los cielos.

¡Tu lealtad alcanza al cielo azul!

6¡Dios mío, tú estás por encima del cielo;

tu gloria llena toda la tierra!

7Sálvanos con tu poder,

para que sean libertados los que amas.

¡Respóndenos!

8Dios habló desde su santuario:

«¡Con qué alegría dividiré Siquem

y repartiré el valle de Sucot!

9Galaad y Manasés me pertenecen;

Efraín es el casco que cubre mi cabeza;

Judá es mi bastón de mando;

10Moab es la palangana en que me lavo;

sobre Edom arrojaré mi sandalia;

¡cantaré victoria sobre los filisteos!»

11¿Quién me llevará a la ciudad amurallada?

¿Quién me guiará hasta Edom?

12Pues tú, oh Dios, nos has rechazado;

¡no sales ya con nuestras tropas!

13Ayúdanos contra el enemigo,

pues nada vale la ayuda del hombre.

14Con la ayuda de Dios haremos grandes cosas;

¡él aplastará a nuestros enemigos!

Reflexiona

Sería bueno que compares el Salmo 108 con los Salmos 57 y 60 ya que algunos eruditos han sugerido que esos dos salmos fueron combinados para formar el Salmo 108. ¿Qué versículos hablan de pedir a Dios ayuda contra los enemigos de Israel? ¿Qué versículos hablan de confiar en Dios? ¿Cómo experimentas confianza en el amor de Dios por ti?

Ora

Señor Dios, eres poderoso y victorioso. Cuando necesito tu ayuda, sé que puedo acudir a ti, confiando que escuchas mi oración. Mantenme cerca de ti y rodéame con tu amorosa presencia. Oro en tu santo nombre. Amén.

Petición para hoy

Los que sirven en las fuerzas armadas y han sido desplegados.

Lectura para mañana

Salmos 136: El amor eterno de Dios es alabado.

Previa

Siguiente

Comparta la lectura bíblica de hoy con un amigo

Lectura diaria de la Biblia Archivo