LECTURA DIARIA DE LA BIBLIA

27 June 2024

Hageo 2:1–23(DHH)

27 de junio

Introducción

Hageo 2:1–23: el Señor instruye a Hageo a animar al pueblo diciéndoles lo espléndido que será el nuevo templo y que las naciones traerán sus tesoros al templo. El Señor todavía está con su pueblo como prometió. Dios promete bendecir al pueblo, y Zorobabel, descendiente de David, gobernará en nombre de Dios y con la autoridad de Dios.

Versículo bíblico para hoy: Hageo 2:4b

[Dijo el Señor:] “Anímense todos ustedes, gente del país. Trabajen, que yo estoy con ustedes.”

Lectura

El día veintiuno del séptimo mes, el Señor volvió a dirigirse al profeta Hageo, y le ordenó que dijera a Zorobabel, a Josué y al resto de la gente: «Los que vieron el otro templo en todo su esplendor, digan qué les parece éste que ahora tenemos. ¿No les parece que no vale nada comparado con aquel otro? ¡Pero ánimo, Zorobabel! ¡Ánimo, Josué, jefe de los sacerdotes! Y anímense todos ustedes, gente del país. Trabajen, que yo estoy con ustedes. Yo, el Señor todopoderoso, lo afirmo. Tal como se lo prometí cuando salieron de Egipto, mi espíritu les acompaña. No tengan miedo. Dentro de poco haré temblar el cielo y la tierra, el mar y la tierra firme. Haré temblar a todas las naciones, y traerán sus riquezas, y mi templo se llenará de gloria.» El Señor todopoderoso lo afirma: «Míos son la plata y el oro. Este segundo templo será más hermoso que el primero. Entonces haré que haya paz en este lugar. Yo, el Señor todopoderoso, lo afirmo.»

10 El día veinticuatro del noveno mes del mismo año del gobierno del rey Darío, el Señor se dirigió al profeta Hageo 11 y le ordenó que, en el nombre del Señor todopoderoso, hiciera a los sacerdotes las siguientes preguntas en relación con la ley: 12 «Supongamos que un hombre lleva carne consagrada envuelta en su capa, y que el borde de la capa toca pan, guiso, vino, aceite o cualquier otra comida: ¿quedará por eso consagrada la comida?» Los sacerdotes contestaron que no. 13 Entonces Hageo continuó: «Pero supongamos que alguien, que ha quedado impuro por haber tocado un cadáver, va y toca también cualquiera de estas cosas: ¿acaso ellas no quedarán impuras?» Los sacerdotes contestaron que sí.

14 Entonces dijo Hageo: «El Señor afirma: “Lo mismo pasa con esta gente: todo lo que hacen y todo lo que me ofrecen es impuro. 15 De ahora en adelante piensen ustedes en esto. Antes de empezar a construir el templo, 16 ¿qué les pasaba? Pues que cuando alguien iba a un montón de veinte medidas de grano, encontraba solamente diez; y cuando uno iba al lugar donde se hace el vino, a sacar cincuenta cántaros, encontraba solamente veinte. 17 Yo destruí con plagas y granizo el fruto de todos sus esfuerzos, pero ustedes no se volvieron a mí. Yo, el Señor, lo afirmo. 18 Hoy, día veinticuatro del noveno mes, han sido puestos los cimientos de mi templo. 19 Pues bien, fíjense ustedes en que a partir de hoy no faltará el grano en el granero. Aún no ha dado fruto la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el olivo; pero a partir de hoy, yo los bendeciré.”»

20 Ese mismo día, el Señor volvió a dirigirse a Hageo, 21 y le ordenó que dijera a Zorobabel, el gobernador de Judá: «Yo haré temblar el cielo y la tierra; 22 destruiré el poder de los reinos del mundo y echaré abajo sus tronos; volcaré los carros de guerra y a los que montan en ellos, y morirán los caballos y sus jinetes; cada uno morirá atravesado por la espada de su hermano. 23 Y aquel día, Zorobabel, siervo mío, te cuidaré como a mi anillo de sellar, porque yo te he escogido. Yo, el Señor todopoderoso, lo afirmo.»

Reflexiona

¿Qué promesa alentadora dio Hageo al pueblo y al gobernador Zorobabel? ¿Hay tareas que necesitas completar? ¿Quién o qué te anima a seguir adelante cuando te enfrentas a obstáculos que necesitas superar?

Ora

Dios todopoderoso, gracias por tu promesa de estar siempre conmigo. Cuando me siento desanimado, sé que puedo acudir a ti. Tú eres mi roca y fuente de fuerza. Que pueda ser una fuente de ánimo para alguien en este día. Amén.

Lectura para mañana

Zacarías 8:1–23: el Señor promete restaurar Jerusalén.

COMPARTA LA LECTURA BÍBLICA DE HOY CON UN AMIGO

Lectura diaria de la Biblia Archivo

SUSCRÍBETE AHORA

Para recibir la Lectura diaria de la Biblia cada día en tu correo electrónico

Quiero recibir cada semana nuevos consejos, materiales y recursos bíblicos.

This field is for validation purposes and should be left unchanged.