LECTURA DIARIA DE LA BIBLIA

11 January 2024

Marcos 2:1–17(DHH)

La Palabra de Dios que guía: discipulado

Introducción

Marcos 2:1–17: Jesús sana a un hombre paralítico, y los maestros de la Ley lo acusan de blasfemia. Jesús llama a un recaudador de impuestos para que sea uno de sus seguidores.   

Lectura para hoy

Algunos días después, Jesús volvió a entrar en Cafarnaúm. En cuanto se supo que estaba en casa, se juntó tanta gente que ni siquiera cabían frente a la puerta; y él les anunciaba el mensaje. Entonces, entre cuatro, le llevaron un paralítico. Pero como había mucha gente y no podían acercarlo hasta Jesús, quitaron parte del techo de la casa donde él estaba, y por la abertura bajaron al enfermo en la camilla en que estaba acostado. Cuando Jesús vio la fe que tenían, le dijo al enfermo:

—Hijo mío, tus pecados quedan perdonados.

Algunos maestros de la ley que estaban allí sentados, pensaron: «¿Cómo se atreve éste a hablar así? Sus palabras son una ofensa contra Dios. Sólo Dios puede perdonar pecados.» Pero Jesús en seguida se dio cuenta de lo que estaban pensando, y les preguntó:

—¿Por qué piensan ustedes así? ¿Qué es más fácil, decirle al paralítico: “Tus pecados quedan perdonados”, o decirle: “Levántate, toma tu camilla y anda”? 10 Pues voy a demostrarles que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados.

Entonces le dijo al paralítico:

11 —A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.

12 El enfermo se levantó en el acto, y tomando su camilla salió de allí, a la vista de todos. Por esto, todos se admiraron y alabaron a Dios, diciendo:

—Nunca hemos visto una cosa así.

13 Después fue Jesús otra vez a la orilla del lago; la gente se acercaba a él, y él les enseñaba. 14 Al pasar vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado en el lugar donde cobraba los impuestos para Roma. Jesús le dijo:

—Sígueme.

Leví se levantó y lo siguió.

15 Sucedió que Jesús estaba comiendo en casa de Leví, y muchos de los que cobraban impuestos para Roma, y otra gente de mala fama, estaban también sentados a la mesa, junto con Jesús y sus discípulos, pues eran muchos los que lo seguían. 16 Algunos maestros de la ley, que eran fariseos, al ver que Jesús comía con todos aquellos, preguntaron a los discípulos:

—¿Cómo es que su maestro come con cobradores de impuestos y pecadores?

17 Jesús lo oyó, y les dijo:

—Los que están sanos no necesitan médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.

Versículo clave de hoy: Marcos 2:17

Jesús lo oyó, y les dijo: —Los que están sanos no necesitan médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores

Reflexiona

¿Qué hizo que cuatro personas llevaran al hombre paralítico ante Jesús? ¿Qué te enseña esta historia sobre la fe? ¿Por qué los maestros de la Ley acusaron a Jesús de blasfemia? ¿Qué les dijo Jesús? ¿Por qué se oponían a que Jesús comiera con recaudadores de impuestos y pecadores? ¿Cuál fue la respuesta de Jesús? ¿Cómo crees que reaccionaron ante las palabras de Jesús? ¿De qué manera tu comunidad de fe se acerca a aquellos considerados «marginados» hoy en día?   

Ora

Señor Jesús, te acercas con amor a todos, especialmente a aquellos excluidos por la sociedad. Gracias por acercarte a mí y recibirme en tu reino. Enséñame a acercarme con compasión y amor a aquellos que han sido marginados y compartir con ellos las buenas noticias de tu amor y salvación. Amén.   

Lectura para mañana

Marcos 2:18–28: Jesús es interrogado sobre el ayuno y sobre el sábado.  

COMPARTA LA LECTURA BÍBLICA DE HOY CON UN AMIGO

Lectura diaria de la Biblia Archivo

SUSCRÍBETE AHORA

Para recibir la Lectura diaria de la Biblia cada día en tu correo electrónico

Quiero recibir cada semana nuevos consejos, materiales y recursos bíblicos.

This field is for validation purposes and should be left unchanged.